Gas,
electricidad
y recursos
naturales.
Consumo responsable
Comenzar

¡Te damos la bienvenida!

Leé, jugá y aprendé sobre el consumo responsable de nuestros recursos. Conocé todo lo que podés hacer para cuidar la energía, el papel y el agua.

Gas

El gas natural es un hidrocarburo, también conocido como combustible de origen fósil, al igual que el petróleo o el carbón mineral. La diferencia con ellos es que este es más limpio y menos contaminante para la atmósfera.
Es una forma de energía cuya utilización ayuda a economizar los recursos del planeta. Por eso también se lo llama:

“La energía del presente”
¿Cómo se formó el gas?

El gas es un hidrocarburo que se formó en las entrañas de la Tierra hace millones de años. De hecho, es el producto de la descomposición de animales y vegetales que quedaron atrapados entre capas de roca a muchos metros de profundidad, lejos del aire y la luz.


A pesar de estar atrapado bajo esta “manta” muy gruesa de rocas, como es más liviano que el aire, el gas se escapa muy rápido por las porosidades del suelo. Para poder utilizarlo, necesitamos primero detectarlo estudiando el suelo, sus capas y la profundidad del yacimiento y luego extraerlo por medio de tuberías.

Así es que, una vez descubierto su escondite lo que se conoce como yacimiento, se perfora la tierra introduciendo larguísimas tuberías de metal, para que el gas pueda elevarse hacia la superficie, donde es almacenado.

Los combustibles fósiles emiten diversos gases que contaminan la atmósfera, agravando el efecto invernadero y el cambio climático global. Sin embargo, el gas natural es el que menos daña la atmósfera.Las reservas de gas están generalmente junto a las de petróleo, en zonas desérticas o los océanos.
Distribución

Este noble combustible es transportado a lo largo de muchísimos kilómetros a través de largas tuberías llamadas “Gasoductos”.

Sin embargo, para llegar con fuerza hasta nuestros hogares, necesita la ayuda de “Compresores”, aparatos encargados de aumentar su presión, de manera que pueda viajar más rápido por las tuberías y llegar a las casas, los comercios y las industrias.

Uso del Gas

Calienta el agua de la ducha
Cocina tus comidas favoritas
Como combustible en automóviles y otros medios de transporte
Calefacciona las habitaciones
Calienta el agua de la ducha
Cocina tus comidas favoritas
Como combustible en automóviles y otros medios de transporte
Calefacciona las habitaciones

Sabías Que...

...las tuberías externas de transporte de gas se identifican internacionalmente con el color amarillo?

...en el invierno es mejor bañarse por la tarde?

Por la mañana la temperatura es más baja y se necesita mayor cantidad de gas para calentar el agua.

...en la Prehistoria le atribuían al gas propiedades mágicas, porque cuando caía un rayo sobre sus emanaciones se producían grandes llamas?

...el gas natural no tiene olor ni color?

El característico olor del gas se debe al “Mercaptano”, producto que se le agrega para que podamos darnos cuenta de su presencia en el aire.

Las instalaciones las debe realizar siempre un gasista matriculado.

Cerrar las llaves de paso de gas por las noches y al salir de casa.

Revisar periódicamente todos los artefactos que funcionan a gas y los conductos de ventilación.

Ventilar bien las habitaciones.

Primero encender el fósforo o chispero y después abrir la llave de gas.

Cerrar con cuidado la tapa del horno, para evitar que la llama se apague.

El uso del gas tiene grandes ventajas, pero... ¿Conocés las medidas de seguridad que tenés que respetar para evitar el peligro?

No colgar o acercar ropa a las estufas o cocinas.

En dormitorios o baños, no instalar artefactos a gas que no sean de tiro balanceado.

Evitar que se derramen líquidos sobre las hornallas, porque se puede apagar la llama y producir una fuga de gas.

No utilizar tubos de plástico o mangueras de goma para conectar artefactos a gas.

No almacenar ni utilizar líquidos inflamables cerca de los aparatos a gas.

No utilizar el horno ni las hornallas de la cocina para calentar la casa.

Aprendé a ser un consumidor responsable y solidario, siguiendo estos simples consejos.

Monóxido de Carbono
El asesino invisible

El monóxido de carbono es un gas tóxico y muy peligroso. No tiene olor ni sabor y si es inhalado puede provocar graves daños y hasta la muerte. Por eso se lo llama "El asesino invisible. Solo la prevención puede evitarlo. ¡Respetá todas las medidas de seguridad que vas a aprender a continuación!

Por suerte existe una forma fácil y práctica para detectar una combustión peligrosa que pueda generar monóxido de carbono.

¿Sabés cómo?
¡Mirá atentamente el color que tiene la llama!

Si la llama es de color azul intenso, la combustión es buena.

Si la llama es de color rojizo-amarillenta, la combustión es mala. Este color indica que se está liberando “Monóxido de Carbono”.

Abrí puertas y ventanas para ventilar el lugar.

No enciendas velas, fósforos ni chisperos.

No enciendas ni apagues luces, ni toques aparatos eléctricos.

Llamá a un adulto para que se comunique urgente con un Centro de Información, Asesoramiento y Asistencia Toxicológico

Y ahora, vamos a ver cuánto aprendiste en esta sección.
Hacé click en el botón a continuación para jugar en línea:

¡A jugar!

Electricidad

La electricidad es una forma de energía que permite poner en funcionamiento diversas máquinas, motores y aparatos. Hace más de 2.600 años nacía en la ciudad de Mileto, en la Antigua Grecia, el filósofo y matemático Tales, quien descubrió que frotando sobre su túnica un trozo de ámbar, éste atraía pequeños cuerpos.
El ámbar, resina fósil de los árboles, se llama elektrón en griego.
Por eso se le ocurrió dar el nombre de electricidad a ese fenómeno tan extraño.

¿Cómo se obtiene la electricidad?

Es importante que sepamos que para poner en funcionamiento máquinas, motores y aparatos electrodomésticos es necesario generar electricidad. Para ello, extraemos o utilizamos recursos que nos proporciona la naturaleza, como el viento, el sol y el agua

Una Central Eólica

Funciona con la fuerza del viento que, al mover las aspas de los molinos, pone en marcha un generador que produce electricidad. Estas centrales están ubicadas en lugares donde el viento sopla con fuerza todo el día, y todos los días del año.

En una Central Solar

Los paneles de células fotovoltaicas o solares transforman la energía del sol en electricidad.
Estas centrales están ubicadas en lugares donde las horas/sol son relativamente constantes a lo largo del año.

Para producir electricidad también se aprovecha la fuerza de caída del agua; es el caso de una Central Hidroeléctrica. En estas centrales, un gran volumen de agua atraviesa las compuertas de la represa, con la presión suficiente para mover las turbinas de los generadores de electricidad.

Otros ejemplos de fuentes de energía son las centrales térmicas, las centrales nucleares, el biogás, la biomasa.

Los usos de la electricidad

La electricidad se mueve por el efecto de una fuerza llamada tensión. Gracias a ella, viaja muchos kilómetros hasta llegar a los lugares de consumo ¿Cómo entra en nuestra casa? Por medio de cables que van dentro de los muros, en el techo o bajo el piso y que llegan a los tomacorrientes, las lámparas y las llaves de luz. La electricidad es muy importante en nuestras vidas.

Sabias Que...

...en una hora de uso, una plancha gasta 10 veces más que una bombilla común de 100W, 25 veces más que un tubo fluorescente y 50 veces más que una bombilla de bajo consumo?

... sólo para iluminación destinamos un 25% del total del consumo de energía eléctrica?

Utilizá bombillas de bajo consumo, especialmente en los lugares donde necesitás iluminación por mucho tiempo.

... el mayor gasto de las bombillas se produce al encenderlas?

... si secamos nuestra ropa al sol ahorramos el 100% de la energía?

Reemplazá las bombillas comunes por las de bajo consumo. Ahorran hasta un 80% de energía.

Desconectá los electrodomésticos que no uses. Muchos consumen grandes cantidades de energía, incluso en modo stand by.

Apagá siempre la luz al salir de una habitación.

Planchá la mayor cantidad posible de ropa en cada ocasión.

Abrí la heladera sólo cuando sea necesario. Al perder frío, el motor debe ponerse en marcha más seguido.

Con el ahorro aportado por cada consumidor podremos colaborar para cuidar los recursos energéticos de todos. Además, es fundamental aprender a usar la electricidad correctamente para prevenir accidentes.

Los niños no deben cambiar bombillas, ni enchufar o desenchufar aparatos.

No desconectes los aparatos eléctricos jalando del cable, sino de la ficha.

No sobrecargues los tomacorrientes.

No abras el refrigerador ni toques ningún aparato eléctrico sin calzado, o con el cuerpo o el piso húmedos.

No guardes comida caliente en el refrigerador, congelador o freezer, porque se consume más energía. Dejá enfriar los alimentos afuera y guardalos cuando estén a temperatura ambiente

Aprendé a ser un consumidor responsable y solidario siguiendo estos simples consejos:

Es importante desconectar todos los aparatos cuando nos vamos de vacaciones. Vaciar el refrigerador evita mantenerlo encendido sin necesidad.

Instalá bombillas de bajo consumo y tubos fluorescentes en lugares donde vayan a funcionar de manera constante.

Esperá a que la lavadora esté llena para ponerla a funcionar.
Si además elegís un programa de lavado corto, se ahorra agua.

Y ahora, vamos a ver cuánto aprendiste en esta sección.
Hacé click en el botón a continuación para jugar en línea:

¡A jugar!

Papel

Cuando hablamos de productos de papel y cartón, tenemos que diferenciar la producción de celulosa de la producción de papel. La celulosa es la fibra que se utiliza como materia prima para hacer papel y puede ser de origen forestal o vegetal.

A su vez, el término “papel” engloba diferentes tipos que pueden ser diarios, libros, papel de impresión, cartulina, cartón, papeles de embalaje, así como también servilletas, papel higiénico y rollos de cocina, entre otros.En Argentina se producen anualmente cerca de 900.000 toneladas de pasta celulósica de las cuales el 16% proviene de la caña de azúcar; el resto proviene de bosques implantados de pinos, eucaliptos, sauces y álamos.

La producción de celulosa se utiliza para la demanda interna, un 20% se exporta y una determinada cantidad adicional de características específicas se importa para satisfacer el total de la demanda.

En un día típico usamos una gran cantidad de papel

En Argentina se producen anualmente 1.700.000 toneladas de productos y se consumen 2.300.000, por lo que parte del papel que consumimos se debe importar.

¿Qué árboles se usan?
Para la producción de papel no se utilizan bosques nativos, sino plantaciones realizadas específicamente para este fin.

Reciclado en la actualidad

Papel hecho a partir de fibras alternativas
En la Argentina el papel  para impresión y escritura es también elaborado con fibras alternativas proveniente de bagazo de caña de azúcar.

Los usos y cuidados del papel

La demanda de papel es cada vez más alta y cuidarlo es responsabilidad de todos. Con simples acciones podemos reducir su uso. ¡Sumate!

Cuidados en la oficina:

• Fotocopiá o imprimí de manera responsable, usando ambas caras de la hoja.
• Reutilizá el papel ya impreso en una cara para documentos internos, notas, borradores, etc.
• Ajustá los documentos para que quepan dos páginas en una carilla para imprimir documentos de consulta.
• Tirá el papel por separado para su posterior reciclado. Si aún no tienen contenedores específicos, promové su uso.
• No derroches papel cuando te secás las manos al lavarlas.
• Elegí productos certificados, producidos por empresas que muestran su compromiso con el medio ambiente.

Cuidados en tu casa:

• Separá todos los materiales fabricados con papel para su posterior reciclado.
• Usá contenedores específicos para el papel que ya no sirve. Depositalos en sectores apropiados para su recolección diferenciada, ya que así podrá ser usado como materia prima para la fabricación de otros papeles.
• No derroches papel higiénico, usa sólo lo necesario.
• Enseñale a tu familia a hacer un uso responsable y consciente del papel.

Y ahora, vamos a ver cuánto aprendiste en esta sección.
Hacé click en el botón a continuación para jugar en línea:

¡A jugar!

Agua

El agua es el sustento de la vida y, a pesar de que parezca inagotable, es un recurso limitado. Con nuestros hábitos y actividades la estamos contaminando.

Mientras que en muchos lugares resulta sencillo abastecerse de agua, en otros el acceso a ella resulta difícil, debido
a la falta o a la contaminación de sus fuentes.

El agua es un factor clave para el desarrollo económico, social y para la preservación del ambiente. En muchas regiones la demanda está aumentando como resultado del crecimiento de la población, la urbanización, la expansión agrícola e industrial. El mundo se encamina hacia un inmenso déficit de agua potable.

Argentina cuenta con unos 22.500 m3/habitante de agua por año de los cuales el 70% de lo que usamos proviene de fuentes superficiales como ríos, lagos o arroyos y el 30% restante es agua proveniente de fuentes subterráneas o acuíferos.

El acceso al agua potable y a los servicios sanitarios básicos sigue siendo escaso...

Gran parte de la población argentina que vive fuera de las grandes ciudades o en sectores de mayor pobreza, consume agua de pozo. En muchos casos las capas subterráneas son de mala calidad, poseen deficiencia de minerales o están contaminadas.

Datos para reflexionar sobre nuestros hábitos

Usos y cuidados del agua

¡Cuidar el agua es responsabilidad de todos!

Cuidados en la oficina:

• No dejes canillas abiertas ni mal cerradas. Si ves que otro lo hace, transmítele la importancia de cuidar el agua.
• Si ves pérdidas de agua, informá a quien corresponda.
• No uses el inodoro como tacho de basura, no arrojes papeles ni basura en él.
• Verifica que el inodoro corte la carga de agua. Si el flotante funciona mal, informa a quien corresponda.
• No dejes corriendo el agua mientras te enjabonás las manos o cepillás los dientes.

Cuidados en tu casa:

• No dejes canillas abiertas ni mal cerradas.
• Si ves pérdidas de agua, ocupate de arreglarlas. Las manchas de humedad también pueden ser por causa de pérdidas que no hayas detectado, prestales atención.
• Cuando laves los platos o la ropa, enjabona en seco y luego enjuaga. Siempre es mejor lavarlos al terminar de comer para que no se les pegue la comida.
• No dejes correr el agua al lavar frutas y verduras, utiliza un recipiente hondo.
• Tomá duchas cortas.
• No dejes corriendo el agua mientras te cepillas los dientes.
• No uses el inodoro como tacho de basura, no arrojes papeles ni basura en él.
• El aceite es altamente contaminante para el agua, disminuye su uso y no lo arrojes en el inodoro.
• Si tenés lavarropas/lavavajillas, usalos aprovechando el máximo de su capacidad (llenos).
• Ahorra agua en las plantas, regalas cuando baja el sol así el agua no se evapora. Colocar un plato debajo de las macetas ayuda a retener el agua por más tiempo. No dejes la manguera corriendo, siempre es preferible regar con regadera.
• No laves el auto con manguera. Hacelo con un balde así controlas el uso del agua.
• Si te es posible juntar el agua de lluvia, usala para regar las plantas y limpiar el piso.
• Cuida los ríos y lagos, no contamines ni arrojes residuos que puedan alcanzar fuentes de agua naturales.
• Enseñale a tu familia a cuidar el agua y a hacer un uso responsable e inteligente de ella.

Test: “El cuidado del agua”

¿Cuán cuidadosos somos al usar el agua?

Respondiendo a cada pregunta podrán evaluar sus hábitos con respecto al consumo del agua.

  1. Mientras te cepillás los dientes...

    a) Dejás el agua correr
    b) Cerrás la canilla y la volvés a abrir para enjuagarte
    c) Los días fríos, abrís el agua caliente para enjuagarte
  2. Los domingos, les gusta lavar el auto en familia. Para hacerlo usan...

    a) Una manguera, es más cómodo
    b) Un balde en donde mojar el trapo
    c) Un balde que siempre termina en una guerra de agua y toda la familia empapada
  3. Al lavar los platos...

    a) Dejás correr el agua así se lavan mejor
    b) Los enjabonás en seco y luego los enjuagas
    c) Dejás abierta el agua caliente durante todo el lavado
  4. Tus baños son...

    a) Duchas largas y placenteras
    b) Duchas cortas y efectivas
    c) Baños de inmersión
  5. Al lavar la ropa...

    a) Lo hacen siempre que necesiten sin importar la capacidad del lavarropas
    b) Procuran completar la capacidad del lavarropas
    c) Usan programas de lavado largos sin completar la carga para que se lave mejor

Si tenés mayoría de respuestas a:
No es prudente el uso que le das al agua. Aún quedan muchos malos hábitos instalados en nuestra sociedad, pero estás a tiempo de mejorarlos. Prestá atención, con simples acciones podés ayudar a cuidarla.

Mayoría de respuestas b:
¡Felicitaciones! El uso que le das al agua es consciente y responsable. Se nota que procurás ser cuidadoso en tu consumo. Seguí así y compartí tus hábitos con tu familia, amigos y conocidos.

Mayoría de respuestas c:
Es necesario que reflexiones sobre el uso que le das al agua. Tené en cuenta que es un recurso escaso y fundamental para la vida. ¡Cuidar el agua es responsabilidad de todos! No desperdicies, malgastes ni juegues con ella. Seguí las recomendaciones y hacé un uso inteligente.

Y ahora, vamos a ver cuánto aprendiste en esta sección.
Hacé click en el botón a continuación para jugar en línea:

¡A jugar!

Regla de 3R

La Regla de las 3R es una forma de disminuir el impacto de nuestras acciones cotidianas a partir de 3 acciones muy simples: Reducir, Reutilizar y Reciclar.

¿Por qué es necesaria la Regla de las 3R?

Hoy en día nuestra forma de producir y consumir es lineal: extraemos recursos, los procesamos para fabricar los productos que consumimos y generamos desechos. Este sistema hace que cada día haya menos recursos y más residuos.
La mayoría de los residuos están hechos con plástico, papel, cartón, metal y vidrio, como los paquetes, envoltorios, envases, etc. Algunos de estos materiales tardan tanto tiempo en degradarse que permanecen en el ambiente por muchísimos años.

¿Cuánto tarda en degradarse?

Ordená los objetos según su tiempo de degradación.

Los residuos son una de las principales fuentes de contaminación, especialmente de ríos, lagos, mares y océanos, a tal punto que se estima que en 30 años va a haber más plástico que peces. Y en la tierra, los basurales y quemas clandestinas contaminan los suelos y el aire. Todo esto no solo afecta a los animales y plantas, sino que llega a las personas pudiendo causar enfermedades graves.
Por eso, nuestro rol es fundamental en la solución de este problema. Veamos qué cosas podemos hacer en nuestra vida diaria:

Reducir

El mejor residuo es el que no se genera.

Si observamos la naturaleza, no existen los residuos, ya que todos los desechos cumplen una función y vuelven al ciclo. Por el contrario, los productos que consumimos suelen venir en distintos tipos de envase que terminamos descartando. Nuestra decisión al momento de consumir puede determinar si vamos a generar mayor o menor volumen de residuos. Para reducir nuestros desechos podemos elegir:

Bolsas de tela en lugar de bolsas plásticas.

Botellas recargables en vez de las descartables.

Envases reutilizables (como un tupper) para comprar alimentos.

Servilletas de tela en lugar de las de papel.

Cubiertos reutilizables en vez de descartables.

Sorbetes metálicos en lugar de los de plástico.

Banderines o guirnaldas de tela para reemplazar a los globos.

Reducir no solo se aplica a los residuos, sino que también al consumo de energía y agua. Estos son algunos tips para usar estos recursos de forma consciente.

Apagá la luz y artefactos eléctricos que no estés usando.

Caminá, usá la bicicleta o el transporte público.

Cerrá bien las canillas y arreglá las que se rompan.

Juntá el agua de lluvia para regar o limpiar los pisos.

Reutilizar

Ver más allá del residuo.

Existen infinitas ideas creativas para reutilizar y darle nuevos usos a los desechos que generamos. Al poner en práctica esta R, estimulamos nuestra imaginación pensando al residuo como un recurso para crear cosas nuevas, extendiendo así su vida útil. Ésto no solo ayuda al ambiente sino también a la economía del hogar.

Te mostramos algunos ejemplos para hacer en casa:

Frasco - Florero

Botella de plástico - Maceta

Latas - Portalápices

Reciclar

Volver al ciclo.

Reciclar es transformar nuestros residuos en nuevas materias primas. Suele hacerse en plantas industrializadas con máquinas especiales. Para que suceda, el primer paso es separar correctamente en casa los residuos que pueden ser recuperados: papel, cartón, plástico, vidrio y metal. Es importante que estén siempre limpios y secos.

Una vez separados, debemos disponerlos en lugares específicos para que puedan ser tratados, ya sea puntos de acopio o cooperativas de reciclaje. Esto puede variar en cada municipio, por lo que recomendamos comunicarse con las oficinas correspondientes para saber a dónde llevarlos.
Reciclar tiene muchos beneficios: reduce la cantidad de residuos y la extracción de nuevas materias primas y, además, genera empleo en la comunidad. Pero el proceso de reciclaje industrial también utiliza energía, agua y otros recursos, por eso esta R es la última de las tres.

¡Más ideas para hacer en casa!

Además de reducir, reutilizar y separar tus residuos correctamente para que se reciclen, podés implementar una práctica muy fácil y divertida en familia: ¡Armá tu propia Botella de Amor!

Una Botella de Amor es una botella plástica que se llena con residuos plásticos de un solo uso, con el fin de recolectarlos y compactarlos para facilitar su reciclaje. La importancia de incorporar esta práctica en nuestra vida cotidiana radica en la complejidad que presentan estos residuos para poder ser reciclados, ya que requieren tecnología específica y muchas veces, por su volatilidad o pequeño tamaño, se dispersan en el ambiente, lo cual dificulta enormemente su acopio.

La Fundación Botellas de Amor, una entidad sin fines de lucro, dedicada al desarrollo sostenible y mejoramiento de las condiciones de vida de las comunidades, impulsa la campaña “Llená tu Botella de Amor”, mediante la cual concientizan sobre la importancia de esta práctica, organizan y comunican los puntos de acopio para la recepción de botellas y facilitan el contacto con las cooperativas o empresas que las reciclan.

Al realizar una botella de amor y llevarla al punto de acopio, nos aseguramos que estos residuos sean dispuestos de la forma más responsable posible, ya que se reciclan y se produce madera plástica, un material visualmente similar a la madera, pero confeccionado con plástico 100% reciclado, altamente resistente, y con poca necesidad de mantenimiento. Se utiliza para la construcción o confección de mobiliario. De esta manera, se beneficia de forma equitativa toda la cadena de valor de un producto, por medio del cierre de ciclo de sus procesos.

¿Qué puedo poner en una Botella de Amor?

Los SÍ

• Envoltorios plásticos de alimentos: paquetes de arroz, fideos, polenta, galletitas.
• Envoltorios plásticos con multicapa (aquellos que tienen una capa “plateada” en su interior): paquetes de alfajores, snacks, jugos en polvo, barras de cereal.
• Envoltorios plásticos en general: packaging, bolsas de nylon, film adherente, separadores.
• Otros residuos plásticos: sorbetes, cubiertos descartables de plástico, cinta scotch, capuchón y tubo externo de lapiceras, blísters de medicamentos (en este caso es necesario remover la capa plateada).

Los No

• Papel, cartón, metal, vidrio.
• Arena, tierra.
• Tetrabrik, telgopor.
• Textiles.
• Látex (globos, guantes).
• Pilas, colillas de cigarrillo, chicles, bandas elásticas.
• Esponjas de cocina, goma espuma.

¡Manos a la obra!

Lavá y secá una botella de plástico, guardando su tapa.
*Tip: ubicala en lugares estratégicos, cerca de donde tirás tus residuos.

Introducí los residuos plásticos, limpios y secos, dentro de la botella.

Compactá el material a medida que se va llenando la botella. Para hacerlo, utilizá cualquier elemento firme que pase por la boca del recipiente (ej. un cucharón de madera). La botella estará completa una vez que la apretes y no se deforme. Este paso es fundamental, ya que las botellas son más valiosas mientras más pesadas sean (por contener mayor cantidad de material para reciclar).

Llevala a un punto de acopio o cooperativa de reciclaje.

Conocé más

¿Sabías que...

...Solo el 9% de los plásticos generados en el mundo son reciclados, el 12% se incineran y el 79% quedan acumulados en los vertederos y basureros, o desechados en el ambiente? ​(ONU, 2018)

...cada año se consumen de 1 a 5 billones de bolsas plásticas?
¡Casi 10 millones de bolsas por minuto!  ​(ONU, 2018)

... las bolsas plásticas y el telgopor pueden permanecer hasta 1.000 años en el ambiente? (ONU, 2018)

...la basura marina perjudica a más de 600 especies marinas? (ONU, 2018)

¿Qué residuos son reciclables?

Plásticos: botellas, vasos, tapitas, sorbetes, bolsas, paquetes de alimentos, sachets de leche, sachets de aderezos, telgopor.

Papel: hojas de diario, revistas, cuadernos, papel madera.

Cartón: cajas de todo tipo, maples de huevo, Tetrabrik.

Vidrio: frascos, botellas.

Metal: latas de conservas, latas de gaseosas, papel aluminio, desodorantes.

Ropa y telas.

Los reciclables deben estar siempre limpios y secos.

Restos de comida que no puedas compostar. Para aprender más sobre el compostaje te invitamos a visitar la sección “Huerta y Compost”.

Reciclables muy sucios: cajas de pizza engrasadas, sachets con aderezos, servilletas sucias.

Residuos de higiene personal y del hogar: algodón, pañales, toallitas, tampones, hisopos, curitas, esponjas.

Papeles plastificados: tickets, revistas.

Colillas de cigarrillo.

Hay residuos que pueden ser reciclados pero necesitan un tratamiento especial, como las pilas, aparatos electrónicos, aceite usado, lubricantes, neumáticos, entre otros. Estos materiales no se colocan en el mismo contenedor que los reciclables convencionales sino que hay que consultar con el municipio a dónde llevarlos para su correcta disposición.

Consejos simples

¡A Jugar!

Elegí la opción más sostenible:

Quiero comprar choclo para hacer una ensalada: ¿Cuál sería la mejor opción?

  • Compro una lata y la pongo a reciclar.
  • Compro una lata y me armo una alcancía.
  • Compro el choclo suelto en la verdulería.

Se me rompió el celular y ya no se puede reparar: ¿Qué hago?

  • Lo coloco en el contenedor de los reciclables.
  • Llamo a la municipalidad para ver a dónde disponer este tipo de residuos.
  • Lo arrojo a la basura.

Quiero comprar cereales: ¿Cuál es la mejor opción?

  • Llevo mi frasco a la dietética y compro suelto.
  • Compro la caja de cartón de cereales en el super.
  • Compro los cereales que vienen en bolsita de plástico.

Es hora de almorzar en la escuela y no traje comida: ¿Cuál es la mejor opción?

  • Compro comida en un local en bandejita de plástico.
  • Compro un paquete de sandwiches triples en el kiosko.
  • Compro comida en un local y me la llevo en mi propio tupper.

Quiero festejar mi cumpleaños e invitar a todos los estudiantes de mi clase.

  • Decoro con globos de colores.
  • Compro guirnaldas y banderines.
  • Armo guirnaldas y banderines con telas o papeles que tenga en casa.

Tengo ropa que no uso más porque me queda chica: ¿Cuál es la mejor opción?

  • La pongo a reciclar.
  • La dono.
  • La tiro a la basura.
Respuestas:1.c-2.b-3.a- 4.c-5.c-6.b.

Huerta y compost

Una huerta es un espacio donde podemos cultivar nuestros propios alimentos sanos y nutritivos. También brinda otros beneficios tales como aumentar los espacios verdes, disminuir la huella de carbono de las ciudades, mejorar la calidad del aire y atraer polinizadores favoreciendo la biodiversidad local.
Tener una huerta es una forma de promover la soberanía alimentaria y el desarrollo sostenible. Beneficia nuestra salud y permite producir alimentos de forma natural y económica.

¿Qué necesitamos para tener una huerta en casa?

Si observamos la naturaleza, no existen los residuos, ya que todos los desechos cumplen una función y vuelven al ciclo. Por el contrario, los productos que consumimos suelen venir en distintos tipos de envase que terminamos descartando. Nuestra decisión al momento de consumir puede determinar si vamos a generar mayor o menor volumen de residuos. Para reducir nuestros desechos podemos elegir:

Tierra
Podés buscar en casa o comprar en un vivero.

Agua
Para que la planta pueda absorber más agua, es importante regar en las mañanas o en las tardes.

Sol
No todas las plantas requieren la misma cantidad de sol, algunas necesitan muchas horas de exposición y otras no tanto, así que averigüemos sobre los requerimientos antes de plantar.

Semillas
Podemos extraerlas de los frutos, comprarlas en un vivero o conseguirlas en ferias.

Y algunas herramientas como:

Si no tenés estas herramientas, no te preocupes. ¡Podés armar las tuyas con elementos reutilizados!

Pala

  1. Marcá con marcador las líneas por donde vas a cortar, tal como se muestra en la imagen.
  2. Con una tijera o cutter, cortá por las líneas.
  3. ¡Ya tenés una pala lista para usar!

Regadera

  1. Buscá una botella de plástico de cualquier tamaño que tenga la tapa.
  2. Con la ayuda de un adulto, usá un punzón caliente o alguna herramienta con punta para hacer varios agujeros en la tapita.
  3. Llená la botella con la cantidad de agua que necesites y ¡a regar!

Maceta

  1. Buscá un pote de plástico en casa. Puede ser de yogur, dulce de leche, queso untable, etc.
  2. Con la ayuda de un adulto, usá un punzón o una herramienta con punta para hacer 3 o 4 agujeritos en la base.
  3. ¡Ya tenés tu propia maceta reutilizada!

Cuidados de la huerta

Tu huerta necesita que la abones, cuides y supervises, porque hay algunos factores que pueden condicionar el crecimiento de las plantas, como la falta de agua, el exceso de luz o plagas, entre otros.

Es importante regar todos los días en las mañanas o en las tardes, especialmente en días calurosos en los que la planta pierde mucha agua por evaporación y transpiración.

En las primeras etapas de crecimiento, las plantas son muy sensibles a factores externos como vientos, lluvias fuertes o demasiado sol directo. Para protegerlas, podés ubicarlas, por ejemplo, en un espacio donde reciban pocas horas de sol directo y estén reparadas de vientos fuertes y tormentas.

Las plantas realizan fotosíntesis y extraen nutrientes del suelo para alimentarse. En caso de sufrir una falta de nutrientes, suelen mostrar señales a través de sus hojas, como por ejemplo cambiando su color habitual. Si querés evitar que esto suceda, podés proporcionarle un abono que ayudará a que las plantas reciban los nutrientes necesarios para crecer fuertes y sanas: el compost.

¿Qué es el compost?

Es un proceso mediante el cual organismos descomponedores, tales como lombrices, hongos y bacterias, degradan residuos orgánicos, obteniendo como resultado un abono natural.

A través del compost, la naturaleza recupera los nutrientes de los restos orgánicos y los reintegra a la tierra.

¡Y podemos replicar este proceso en casa!

¿Qué necesitamos para empezar?

1. Residuos orgánicos vegetales: restos de frutas y verduras, sin condimentar ni procesar.

2. Tierra: podés usar cualquier tierra, como la de macetas viejas, no hace falta que la compres.

3. Material seco: cartón o papel sin tinta, hojas secas, maples de huevo, aserrín.

4. Un espacio para compostar: podés usar una compostera con tapa o hacerlo directamente en el jardín.

Para acelerar el proceso, podés agregar lombrices californianas.

¿Qué va al compost?

• Restos de frutas y verduras.
• Tierra.
• Saquitos de té, yerba, café.
• Cáscara de huevo.
• Papel y cartón sin tinta.
• Aserrín, hojas de árboles, ramas.

No

• Cítricos, cebolla y ajo.
• Lácteos y panificados.
• Alimentos procesados o condimentados.
• Carne, grasas, huesos y otros restos de origen animal.
• Colillas de cigarrillo.
• Excrementos.

¿Cómo hago compost en casa?

Comenzá con una capa de tierra y materia seca, de aproximadamente 2 a 3 cm de grosor. Si decidís agregar lombrices al proceso, podés incorporarlas en esta etapa.

Agregá la materia orgánica, cubriendo la totalidad de la superficie.

Tapá nuevamente con una capa de material seco y luego tierra. En caso de hacerlo en una compostera, recordá mantenerla siempre tapada.

Cada vez que agregues residuos orgánicos, repetá este esquema de capas. Es importante que la última capa sea siempre de tierra para evitar malos olores o la presencia de insectos indeseados.

El equilibrio entre residuos orgánicos y material seco es fundamental para que el compost no esté demasiado húmedo ni demasiado seco, lo que podría perjudicar el proceso. En la tierra esto se autorregula, pero en una compostera doméstica debemos controlar estos parámetros regularmente.

Para evitar que se humedezca y se pudra, la base de la compostera debe tener perforaciones que permitan la filtración del líquido lixiviado. Este líquido puede ser aprovechado como fertilizante en nuestra huerta. Posee tanta concentración de nutrientes que para aplicarlo tiene que ser disuelto en 10 partes de agua.

Ahora sí... ¡Manos a la tierra!

Mezclá tierra y compost en partes iguales. Para mejorar la porosidad y evitar que se compacte, podés agregar perlita.

Colocá la mezcla en la maceta sin llenarla por completo, dejando entre 1 y 2 cm desde el borde. No te olvides de hacer agujeritos en la base de la maceta para permitir que filtre el excedente de agua.

Hacé un pequeño pozo en la tierra usando tu dedo. La profundidad del pozo debe ser 3 veces el tamaño de la semilla. Si lo hacés más profundo, la planta tendrá que hacer demasiado esfuerzo para llegar a la superficie. Y si, por el contrario, la semilla queda muy cerca de la superficie, puede quedar expuesta a aves o insectos.

Colocá 2 o 3 semillas en el pozo y cubrilas con tierra. Si las semillas son muy pequeñas, podés sembrarlas primero en un almácigo o maceta más chica, esperar a que broten las 3 primeras hojas y luego hacer el trasplante.

Regá con cuidado y muy lentamente hasta que la tierra quede bien húmeda.

Es conveniente rotular la maceta, es decir, escribir el nombre de la planta y la fecha en que la sembraste, así vas a poder identificarla y hacer un seguimiento.

¿Cómo obtengo semillas en casa?

¡Muy fácil! Muchas frutas o verduras que consumimos a diario, nos dan la posibilidad de generar nuevas plantas ya que tienen semillas que podemos plantar en casa. Algunos ejemplos son: tomate, morrón, calabaza, frutilla o pepino.

En estos casos, te recomendamos abrir la fruta o verdura, extraer las semillas cuidadosamente, dejarlas secar tres días en un espacio abierto y ventilado, y luego plantarlas.

Existen otros casos donde podemos reproducir plantas sin tener la semilla disponible. Es el caso del ajo, la cebolla o el rabanito, donde una vez cortado, dejamos el bulbo remojar en un vaso con agua hasta que empiece a dar raíces. Después de una semana aproximadamente, ya tendremos la raíces suficientes para poner la planta en la tierra y verla crecer.

Sabías que...

Hay plantas que crecen mejor en distintos momentos del año. Antes de sembrar, podés consultar un calendario de siembra y buscar la época más adecuada para cada planta.

En la búsqueda de nutrientes, luz, agua o espacio, las plantas pueden ayudarse entre sí o competir por los recursos.
A la hora de armar la huerta, una grilla de asociación de cultivos puede indicarte qué plantas conviene sembrar en el mismo cajón y cuáles no.

Hay insectos benéficos en la huerta: las abejas, vaquitas de San Antonio o las crisopas son grandes aliados. Para atraerlos, podés sembrar plantas aromáticas, que además alejan las plagas.

Las plantas toman nutrientes específicos de la tierra. Si sembramos siempre lo mismo en el mismo lugar, agotaremos el suelo de estos nutrientes muy rápidamente. Al aplicar la técnica de Rotación de Cultivos, logramos una diversidad de plantas en el mismo suelo y, por lo tanto, nos aseguramos una mayor variedad de nutrientes disponibles.

Una planta bien nutrida es más resistente a enfermedades y plagas. ¡Aprovechá tu compost para abonarla!

La presencia de insectos en la huerta no siempre implica un problema. Una plaga es una alta población de organismos vivos que dañan a muchas de nuestras plantas, y existen muchas formas naturales que podemos preparar en casa para controlarlas, sin tener que recurrir a productos tóxicos.

¡A Jugar!

Para tener una huerta tenés que invertir mucho dinero.

  • Verdadero
  • Falso

Tener una huerta es una forma de disminuir la huella de carbono de las ciudades.

  • Verdadero
  • Falso

El compost es una forma de:

  • Reducir los residuos casi a la mitad.
  • Producir abono para las plantas.
  • Reciclar los residuos orgánicos que generamos en casa.
  • Todas las anteriores.

¿Qué cosas podés compostar en casa?

  • Cáscara de huevo, carne, ajo, cebolla y restos de frutas.
  • Papel y cartón sin tinta, restos de café y yerba, restos de frutas y verduras.
  • Excremento de gato, papel de diario, restos de frutas y verduras.

El mejor momento para regar es:

  • Al mediodía.
  • A la mañana.
  • A la tarde.
  • Las últimas dos son correctas.

Todas las plantas pueden crecer en cualquier momento del año.

  • Verdadero
  • Falso

¿En qué orden se ponen las capas del compost?

  • Material seco, tierra, restos de frutas y verduras, material seco.
  • Restos de frutas y verduras, material seco, tierra, restos de frutas y verduras.
  • Tierra, restos de frutas y verduras, material seco, tierra.
Respuestas: 1b, 2a, 3d, 4b, 5d, 6b, 7c.

¡Dale Play!